Bienvenidos, dale al play!

 

Anuncios

Reseña: Las chicas de campo

ep345286

  • Título: Las chicas de campo (trilogía): Las chicas de campo, La chica de ojos verdes, Chicas felizmente casadas (The Country Girls/ Girls with Green eyes/Girls in their Married Bliss)
  • Autor: Edna O´Brien
  • Traducción: Regina López Muñoz
  • Género: Novela de crecimiento
  • Editorial: Penguin Random House
  • Número de páginas: 725
  • Precio:14,95 €

 

 

 

“Antes creía que mi vida era un fracaso, que no tenía metas….Hasta que maduré y tomé conciencia de las cosas. Ahora sé que el enigma de la vida no se resuelve a golpe de éxitos, sino de fracasos”

 

Edna O´Brien (Tuamgraney, Irlanda, 1930) nació en una pequeña localidad rural, en una atmósfera nacionalcatólica. Su entorno estaba marcado por un padre alcohólico y una madre integrista. En 1960 publicó Las chicas de campo, la primera parte de la trilogía que hoy reseñamos. Además de esta trilogía, entre sus obras nos encontramos una obra dramática sobre Virgina Woolf y las biografías de Joyce y Lord Byron.

 

“Los mejores hombres habitan en los libros: hombres extraños, complejos, románticos; los que yo más admiraba”

 

La obra de la que hoy os hablo es la trilogía Las chicas de campo; en ella nos encontramos con Kate y Baba, dos jovencitas que han crecido en el campo irlandés, en una zona que nos evoca al lugar en donde la propia escritora dio sus propios pasos.

En la primera parte nos encontramos con los primeros pasos de Kate, una jovencita que vive con su madre en una casa pintoresca pero destartalada. La madre de Kate debió de ser hermosa en otro tiempo, pero ahora no es más que una sombra de sí misma, hundida por las preocupaciones. Kate la recuerda llorando continuamente, preocupada por si su marido, un alcohólico que cuando regresa a casa la golpea, regresa para terminar con ella.

Kate vive atemorizada, todo lo contrario que Baba, compañera del colegio con la que mantiene una extraña relación. Baba vive en una de las casas más lujosas del pueblo, tiene una bici nueva y aunque es la peor estudiante de toda la clase, es la preferida de la profesora. Kate, que es quien le hace los deberes, recibe una beca para irse a estudiar a un internado, al que también irá Baba, pero entonces, el mismo día en el que recibe esta buena noticia, su vida cambia para siempre.

Al llegar a casa Kate ve que su madre no está, “sea ido a ver a su hermana” le dicen, “quédate con la familia de Baba”…Pero nunca más volverá a ver a su madre.

Ya en el internado, pasan varios años. Aunque a Kate no le va mal, Baba lo detesta y decide urdir un plan para marcharse de ahí, tras lo cual, con apenas dieciséis años, marchan a Dublín, en donde comenzaran a vivir verdaderamente su vida, una vida marcada por la inconsciencia de la juventud y las malas decisiones.

“Lo que Baba no sabe es que por fin estoy aprendiendo a ser yo misma”

Qué os voy a decir de esta novela que no os haya dicho ya por Instagram o Twitter…Y es que me ha encantado. Es cierto que cuando la empecé me daba un poco de miedo que se me hiciese pesada o que me costase, porque la veía muy intensa, pero al final, una vez que te metes dentro de ella, todo fluye con naturalidad.

La primera parte Las chicas de campo, nos cuenta, más o menos, la adolescencia des estas muchachas, desde que tienen catorce años y viven en la aparente seguridad de su pueblo hasta que se marchan a Dublín, en donde conocerán la libertad y los peligros de la vida.

Al principio esta primera parte se me hizo muy pesada, porque la historia la cuenta Kate, una jovencilla muy inocente y a veces un poco lenta de entenderás a quien le cuesta arrancar. Esta primera Kate es un poco insoportable, no os voy a engañar, a pesar de que la vida que tiene no es ideal, sino todo lo contrario, es bastante ingenua y crédula, además de ser una mosquita muerta, si me permitís ser tal coloquial. Pero supongo que el hastío que me provocaba Kate quedaba eclipsado por el odio que me hizo sentir Baba al principio (y eso que luego me acaba gustando). Baba es una niña malcriada e insoportable que se dedica a hacer la vida imposible a Kate, la trata como si fuera un trapo y se burla de ella constantemente. Las cosas empiezan a cambiar cuando Kate debe pasar el verano con ella y luego cuando van al internado, en donde no habrá nadie más en quien confiar, aunque su relación se afianza de verdad durante su estancia en Dublín.

Aquí vemos a dos jovencitas preocupadas por su aspecto, dos jóvenes que solo quiere ir de fiesta y divertirse, quizá encontrar unos hombres con los que poder casarse. Son despreocupadas y se complementan perfectamente: Baba representa la locura, mientras que Kate es la sensatez.

Aquí vemos que la relación de las dos jóvenes ha ido mejorando, son inseparables, viven juntas y no pueden hacer nada por separado. Reconozco que en ciertos momentos hasta pensé que la novela iba a girar en torno a un romance entre las dos que, sin embargo, solo fueron imaginaciones mías, aunque reconozco que me hubiese resultado muy interesante.

Además de Baba y Kate en esta primera parte tienen cierta importancia otros personajes. El primero es el padre de Kate, un alcohólico que tras quedarse al cuidado de la niña parece recobrar la compostura. Kate apenas se dirige a él y cuando le habla es siempre con desprecio, no tiene ningún gesto amable con él, ya que lo acusa de todos los problemas que ha tenido en la vida (y razón no le falta). Poco a poco parece desintoxicarse, aunque cada vez que se le plantea un problema, regresa a la bebida. A pesar de lo poco que aparece, no es un personaje que nos provoque lástima, sino todo lo contrario. Personalmente me parece un personaje cobarde, mezquino e interesado que rompe todo lo que toca.

También nos encontramos con la familia de Baba, quien cuida de Kate y le da todo lo que su propia familia no puede darle. A pesar de que su relación con Baba es bastante extraña, el padre de la joven trata a Kate con ternura e incluso en cierta ocasión insinúa que le hubiese gustado que Kate fuera su hija; Martha es una mujer frívola, con cierta tendencia al alcoholismo que no se involucra nada en la educación de su hija y, por último, aparece el hermano de Baba, un chiquillo sin mucha importancia en la historia.

En esta primera parte aparece también el señor Gentleman, un hombre ya entrado en años que parece mantener un idilio con Kate. La relación de estos dos personajes es bastante extraña y perturbadora, es más, no suelo escandalizarme con lo que narran las novelas, pero en esta ocasión sí que me pasó, incluso sentí cierta repulsa.

“-¿Te refieres a mañana?

-No creo en el mañana – replicó”

En la segunda parte, La chica de ojos verdes, nos encontramos a Baba un poco fuera de escena. En esta parte se narra la tormentosa relación de Kate con Eugene, un director de documentales de vida frívola que no le dará más que dolores de cabeza. Baba trata de hacer que se olvide de él, porque es una relación condenada al fracaso desde el principio.

Aquí nos encontramos con que Baba ha madurado en cierto aspecto, tampoco mucho, no nos engañemos, pero sí lo suficiente como para ser que la ingenua Kate está siendo, una vez más, engañada.

En esta segunda parte poco más hay que añadir, vemos a Kate totalmente enamorada de Eugene, soportando cosas que ninguna mujer debería soportar, con el cerebro completamente lavado por un hombre que usa a las mujeres en su propio beneficio.

En la terceras parte, Chicas felizmente casadas, se produce un cambio que no sé deciros si me gustó o no, creo que entorpeció un poco la lectura, aunque le dio también un aire  nuevo, y es que Kate deja de ser la narradora para pasar a Baba. Está interesante que, por una vez, la joven Baba, que ya no es tan joven, nos dé su punto de vista y la podamos conocer, porque hasta el momento solo la habíamos visto a través de los ojos de Kate, que la tenía entre idealizada y estigmatizada.

A través de las palabras de Baba nos enteramos que, tras muchas idas y venidas Eugene y Kate por fin se casaron y tuvieron un precioso retoño. Los primeros años de matrimonio fueron preciosos pero, poco a poco, la relación se estropeó hasta tal punto que Eugene le quitó a Cash, su hijo, haciendo creer a todos que Kate estaba loca (y razón no le falta). Baba apenas tiene tiempo para estos problemas, pues ella ha decidido casarse con un hombre rico que, sin embargo, no la satisface, por lo que debe buscar fuera de casa lo que este no le da.

Baba ahora nos recuerda en cierta manera a su madre, pero Kate también nos recuerda a la suya. Es cierto que ya no están en la campiña irlandesa, sino en una ciudad que, poco a poco, está creciendo, pero sus vidas se están repitiendo en cierta medida.

En esta ocasión nos encontramos con Frank, el marido de Baba, un hombre corto de miras y duro de mollera a quien solo le interesa el dinero y agradar a los demás, que exhibe a su mujer como si fuera un trofeo, pero a Baba esto no parece importarle, porque por fin puede llevar la vida de lujos que siempre ha deseado.

En fin, el libro me ha gustado mucho más de lo que esperaba, como ya os he dicho, y aunque al principio me ha costado mucho entrar en la historia, al final he terminado por devorarlo. Debido a que Kate es bastante simple, la historia también lo es. El lenguaje es bastante ágil y nada afectado, prescinde de toda las florituras y minuciosidad que suelen ser características de las novelas de este tipo y me parece que es un soplo de aire fresco al género. Es cierto que los personajes pueden estar un poco tipificados y que la historia es, en ciertos aspectos, muy predecible (por eso una relación entre Kate y Baba me hubiese parecido novedosa), pero, sin ninguna duda, es una novela que se puede disfrutar.

4/5

 

¡Bienvenidos una vez más a mi blog!

En esta entrada son muchas las cosas que os quiero contar, espero no aburriros y no dejarme nada en el tintero.

En primer lugar, quiero recordaros el reto con Letras en el Aire de #DearDiary de este mes, en el que podéis participar todos con poemas o relatos. La inspiración de este mes es la siguiente:  un músico de calle, ¡dejad que vuestras plumas fluyan, que queremos ver vuestro arte!

4

Un músico callejero nos regala las más bellas melodías que nunca hayamos escuchado.

En segundo lugar, como ya os he comentado por redes sociales (twitter @Inkties, Instagram @_Inkties), Sara de Letras en el Aire y yo hemos comenzado la lectura conjunta de Los cuentos de Terramar, a esta lectura se ha unido Irene, de Alma Escritora (podéis visitar su blog) y alguna otra persona más. En este mes de febrero hemos pensado leer el primero de los libros Un mago de Terramar. SI queréis uniros a la lectura o comentarla con nosotras, podéis usar el #LCInktaireTerramar.

Y dicho esto, pasamos a la entrada en sí, quería hablaros de los libros leídos este mes. Como sabéis, además de las entradas que publico aquí, colaboro con la web literaria A Libreria, en esta ocasión, las reseñas publicadas en esta web durante el mes de enero corresponden a lecturas que hice en el mes de diciembre, pero en esta entrada me voy a ceñir únicamente a las lecturas de enero:

  • El Aleph, de Borges. Es una relectura que he hecho con todo el cariño del mundo. Esta colección de relatos la he leído varias veces durante la carrera y siempre la he disfrutado mucho, si bien es cierto que no todos los relatos me gustan por igual. Sin ninguna duda mi favorito siempre ha sido y siempre será “El inmortal”, ya que como dije en la reseña me recuerda muchísimo a algunos cuentos de Lovecraft, de quien soy fan absoluta.
  • El expediente McCarthyde Carlos N. López Ramón y Cajal. Fue una lectura que hice gracias a Edición Anticipada y que me ha dado más de un dolor de cabeza. No me gustó y expuse mis razones en la entrada que, sin embargo, recibió unos comentarios que parecían mofarse de mí. Sinceramente, ese tipo de comentarios no me hirió en absoluto, sobre todo porque se hicieron desde un anónimo. No me molesta que la gente comente mi blog, es más, os animo a ello, pero siempre con respeto, porque creo que yo siempre que doy una opinión negativa lo hago argumentando y buscando la forma de mejorar. Esta novela me parce un borrador más que otra cosa, creo que le faltan detalles por pulir, pero es mi opinión. Respeto a quien le haya parecido una novela interesante y entretenida, pero yo no pienso así.
  • El ojo de la tormenta, de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina. La mejor lectura de este mes de enero, sin ninguna duda. Me muero de ganas de leer la última parte y de que sea mayo para poder comprarme la edición en papel que va a salir. Reconozco que yo no soy de comprarme muchas ediciones de la misma novela, y que de ser otra probablemente solo con el ebook me hubiese bastado, pero es que ha sido maravilloso. No solo esta entrega, sino todas las anteriores, así que creo que no defraudará.
  • Gato sin dueño de Tan Taigi, esta reseña saldrá publicada en A libreria en breves, pero os puedo decir lo siguiente: es un libro que recoge diversos haikus de este poeta japonés. Ha sido una lectura extraña, me ha costado pero, a la vez, me ha fascinado, así que creo que sí que os la recomiendo y que espero poder leer más en breves.
  • One Piece Green, es un manga que cuenta secretos de One Piece. Tampoco es que sean cosas que nadie puede saber, pero sí que me ha resultado interesante.,
  • El viejo y el mar, de Hemingway. Al igual que El Aleph ha sido una relectura. Lo leí hace mucho tiempo, un verano, y tenía buenos recuerdos de ella, por lo que decidí volver a leerla, ya que no es una novela muy larga y es bastante interesante.

Y estas han sido todas mis lecturas del mes de enero. En el mes que viene espero poder traeros muchas más lecturas y tan gratificantes como las de este mes, porque hasta de las malas novelas podemos aprender cosas.

¿Cuáles han sido vuestras lecturas de enero?

#CitauraEnero

Este mes tocaba #Citaura, así que aquí os dejo mi historia para el reto. Os recuerdo que la cita de este mes era: “Un poquito de sombra y otro de ovarios”, en esta ocasión he querido tratar un tema delicado, no sé si habré logrado hacer un buen relato, pero lo he escrito con todo el cariño con el que siempre escribo.

citaura

Pilar estaba sentada frente al ordenador trabajando, como cada día, en sus negocios. Carmela, su compañera, aquel día no había llegado, y eso era extraño, ella siempre llegaba puntual, pero a pesar de que la llamó, no obtuvo respuesta. Cuando el jefe llegó y no vio a mujer en su puesto de trabajo le preguntó a Pilar, que no supo darle una respuesta, ella esperaba que le hubiese llamado para avisar de que estaba enferma y no iba a poder ir a trabajar, o que le había surgido algo, pero él tampoco sabía nada. Pilar estaba inquieta, sentía que algo había pasado, pero no tenía forma de saberlo.

Poco antes del medio día una pareja de policías perfectamente uniformados y con rostro serio entraron en la oficina. Pilar se temió lo peor. Los dos hombres pidieron hablar con el señor Claret, el jefe, y ella les hizo pasar a su despacho verdaderamente nerviosa. La reunión se alargó durante algo más de media hora, y aunque Pilar trató de escuchar a través de la puerta, apenas pudo entender nada. Después de acabar la reunión con el señor Claret, los policías salieron y pidieron hablar con ella. Sentada en uno de los sillones que había en el despacho del jefe escuchó atentamente lo que los dos policías tenían que decirle: Carmela había sido asesinada por su marido. Pilar rompió a llorar, en los casi cinco años de amistad nunca se había dado cuenta de que algo podía ir mal en casa. Los dos policías la reconfortaron y le dijeron que no era su culpa, Carmela nunca había denunciado y su cuerpo no presentaba signos de maltratos anteriores, creían que había sido un acceso de locura por parte de su marido, aunque seguirían investigando.

Meses después, en el juicio, el abogado del marido de Carmela alegó que su cliente no había asesinado a su esposa en un acto consciente, sino que se encontraba bajo un gran estrés al haber perdido su trabajo y debido a su complicada situación; el juez aceptó estos términos y la pena consistió en unos meses en un centro de recuperación mental. Pilar no aceptó esta sentencia y decidió que era hora de actuar. Cuando el hombre quedó libre, Pilar se presentó en su casa una noche y, amparada por las sombras, prendió fuego a la que había sido la casa de su amiga con su asesino dentro. Pensó que así, aunque ella acabase en la cárcel, Carmela tendría paz.

MK!

Reseña: El viejo y el mar

  • Título: El viejo y el mar (The old man and the sea)
  • Autor: Ernest Hemingway
  • Traductor: Lino Novas Calvo
  • Género: Novela
  • Editorial: Editorial Planeta
  • Número de páginas: 240

“Me alegro de que no tengamos que tratar de matar a las estrellas”

800px-ernesthemingway

 

Ernest Hemingway (1899-1961) es uno de los principales autores del siglo XX con gran influencia en autores tanto contemporáneos como posteriores. Además de ganar el premio Pulitzer con la obra que hoy reseñamos (1953), ganó el Nobel en 1954. En vida publicó siete novelas, seis recopilaciones de cuentos y dos ensayos, aunque póstumamente vieron la luz tres novelas más, cuatro libros de cuentos y otros tres ensayos.

 

El viejo y el mar es una de sus obras más famosas. En ella nos encontramos con la historia de un viejo pescador tocado por la mala suerte. El hombre, agotado, decide salir una vez más al mar para tratar de pescar algo. Cuando ya piensa que nunca se va a librar de la mala suerte, un pez se engancha a su cebo y entonces empieza una dura batalla por ver quiñen aguanta más, si el hermoso pez o si el viejo hombre.

“Mi pescado grande tiene que estar en alguna parte”

Esta novela es bastante breve, apenas 150 hojas de las 240 que componen la edición que he manejado, pero es intensa y profunda. En ella aparecen tres personajes que debemos destacar. El primero de quien quiero hablar es Manolín, un muchacho que ayudaba al viejo Santiago, el pescador, y que todos los días acude a verle. Durante mucho tiempo el joven salió con él en el barco, pero cuando la racha de mala suerte parecía no tener fin, los padres del chico decidieron que abandonase a Santiago. Es un chico que realmente admira al viejo y lo idolatra, pero el sentimiento es mutuo.

9788499089980

Santiago, el viejo con mala suerte, pescador pobre y casi sin recursos, vive con la esperanza de encontrar a su gran pez. En su juventud fue un hombre fuerte, y todavía se nos muestra parte de esa fuerza. Es un hombre solitario que ha visto mundo y que no se rinde, no puede rendirse. Sabe que la lucha con el pez es a vida o muerte, que uno de los dos tiene que ganar. Respeta al pez y lo considera un igual, parece que incluso le da pena tener que matarlo, pero sabe que debe hacerlo para poder sobrevivir. Es un hombre inteligente y realmente asombroso. Podría ser un hombre que nos provocase lástima, que lamentásemos su suerte, pero no, lo único que sentimos es rabia por su destino, porque es un hombre merecedor de todas las alabanzas.

“—Pero el hombre no está hecho para la derrota. Un hombre puede ser destruido, pero no derrotado.”

El pez sería el tercer personaje. Es un pez enorme, el más grande que Santiago ha pescado nunca. Y es hermoso. Se nos describe como un gran ejemplar con una espada en la frente, plateado y violáceo, con una fuerza increíble. Lucha hasta la muerte sin rendirse. Es un digno adversario para Santiago.

Solo tengo buenas palabras para esta novela. Recuerdo que la leí hace muchos años, un verano en el que no tenía nada mejor que hacer que leer (¿dónde han quedado esos momentos?) y ya la disfruté, así que pensé que me apetecía leer algo de Hemingway otra vez y que esta podía ser una buena lectura. Y mis recuerdos no me han engañado. Es una novela que podría ser lenta: un hombre pescando en el mar, solo con su presa y sus pensamientos y, sin embargo, es dinámica. Incluso cuando parece que la acción se ralentiza pasan cosas. Creo que en esta ocasión vemos a un Hemingway pletórico con una novela entretenida y que, sobre todo, nos hace pensar y disfrutar.

En cuanto al escenario, apenas tenemos la vieja cabaña y el inmenso mar, pero si cerramos los ojos podemos visualizarlo con precisión, y eso que las descripciones no son nada extensas, y creo que aquí radica la magia, el poder, con dos pinceladas, dibujar un paisaje a la perfección. Ya sabéis que yo soy una gran aficionada a las largas descripciones, que me encanta que me detallen todo, por eso me parece digno de alabanza lo que sucede en esta novela. Yo creo que es pura magia.

“Que piense que soy más hombre de lo que soy, y lo seré”

Sin ninguna duda, a esta obra le doy un 5/5

Domingo de autores: Edogawa Rampo

¡Bienvenidos una vez más a mi blog! A principios de mes hice una encuesta tanto en twitter (@InkTies) como en Instagram (@_Inkties) para ver si queríais que os hablase de mis autores favoritos y salió que sí, así que he decidido que el último domingo de cada mes os hablaré de un autor que me fascine. Intentaré que no sean autores muy conocidos o que os puedan llamar la atención, aunque si queréis que os hable de alguno en concreto, no dudéis en dejarlo en los comentarios y siempre que lo conozca, haré una entrada (aunque recordad que solo serán 12, uno por mes :P).

Para este primer mes he decidido hablaros de Edogawa Rampo, autor japonés que conocí el año pasado con El extraño caso de la isla Panorama, libro que trabajé en un Trabajo Fin de Máster, que versaba sobre el terror japonés en la literatura. Rampo me parece un autor muy especial y creo que a muchos de vosotros os puede interesar, espero que después de conocer un poquito más de él os atreváis a leerlo y a disfrutarlo.

edogawa_ranpo

Edogawa Rampo no es más que el pseudónimo utilizado por Hirai Taro para escribir. Nacido en 1984, perteneció a una familia samurái, aunque él estudió ciencias económicas. Pasó por varios trabajos antes de dedicarse a la literatura, aunque uno de los que más le marcó fue el de ayudante en una imprenta.

Rampo fue un autor fanático de Poe (fonéticamente hablando, Edogawa Rampo es la adaptación al japonés de Edgar Allan Poe) y considerado el creador de la novela detectivesca en Japón. Aunque muchos autores nipones ya se habían acercado a la novela de detectives, ninguno fue tan prolífico como él, escribiendo tanto cuentos como novelas.

Parte de su extensa obra ha sido traducida al español, aunque yo por ahora solo he leído su novela El extraño caso de la isla PanoramaLos casos del detective Kogoro Akechi, ambos editados por la editorial especializada en Japón Satori, en donde además podemos encontrar La mirada perversaLa bestia ciega, obras con las que espero poder hacerme pronto.

Personalmente, reconozco que no soy muy fan de Poe ni de la novela de detectives, sin embargo algo hubo En el extraño caso de la isla Panorama principalmente que me atrapó y que hizo que este hombre me cautivara, quizá es porque aunque en cierto sentido tiene un toque occidental, por eso haberse fijado en los grandes, tiene sesgos orientales que le dan una delicadeza aterradora, porque si hay algo que los autores japoneses dominan, es el terror de lo hermoso.

Relato: El guardián

Había estado lloviendo durante toda la tarde, pero ahora parecía que por fin la lluvia iba a dar un respiro. Sarah, una joven que se había refugiado bajo el sotechado de un edificio, suspiró aliviada. Aquel día se había olvidado el paraguas en casa y no quería llegar hecha una sopa a casa. Mientras caminaba, se dio cuenta de que no estaba sola, a su lado, con aire distraído, caminaba un joven al que no había notado llegar. Sarah le lanzó una mirada curiosa, pero decidió no hacerle más caso, a esas horas todavía había mucha gente por la calle y podía haber salido de cualquier lado, sin embargo, después de un rato, el joven seguía allí, tras sus pasos.

De nuevo comenzó a llover y Sarah maldijo su suerte, quería llegar a su casa lo antes posible, por lo que se cambió de brazo el bolso y corrió tratando de no resbalar hasta la parada de taxis más cercana. El chico seguía tras ella. Por suerte en la parada había un taxi, al montarse y cerrar la puerta, miró hacia atrás para ver qué había sido del joven, pero no había ni rastro de él. Sarah suspiró aliviada, pero al acomodarse mejor se dio cuenta de que allí, junto a ella, había alguien: miró asustada y vio que era el joven, que la miraba fijamente con unos intensos ojos marrones. Sarah dio un grito y el taxista, preocupado, le preguntó si estaba bien, ignorando por completo la presencia del joven. Ella negó y miró al joven.

—¿Quién eres? —susurró.

—Disculpe, ¿ha dicho algo? ¡Pero no ves que no puedes meterte por ahí, imbécil!

—No, no, estaba hablando sola —respondió ella, pero el taxista no escuchaba.

—Él no puede verme —dijo entonces el joven con una voz tan dulce que sobresaltó a Sarah—. Mi nombre es James y soy tu guardián.

Mientras James hablaba, Sarah había llegado a su destino. Después de pagar al taxista y de bajar del coche, retomó la conversación.

—¿Mi guardián?

—Sí. Todos los humanos tenéis un guardián, que os guía y os cuida. Por lo general no nos podéis ver, pero yo he tenido que mostrarme ante ti para avisarte de que no puedes ir a casa. Ahora no puedo darte más detalles, porque va contra las reglas, pero tienes que creerme.

Sarah se quedó quieta en medio de la calle. En una mano tenía el bolso y en la otra, las llaves. La lluvia volvía a caer de manera casi desesperada, empapándola. De pronto, se oyó una explosión a lo lejos y ella alzó la vista, perpleja A lo lejos, cerca de su calle, se levantaba una nube de humo. Sarah corrió hacia allí y entonces vio que su casa estaba en llamas. De su balcón salía una densa humareda negra y los vecinos empezaban a desalojar el edificio.

Cuando Sarah buscó a James para darle las gracias, ya no lo encontró.

Reseña Crónicas del Fin IV

  • Título: Crónicas del Fin IV: el ojo de la tormenta
  • Autores: Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina
  • Edición digital (puedes comprarla en Amazon)
  • Número de páginas: 127
  • Precio: 2,99
51lwroanfvl

La portada es obra de Libertad Delgado,quien también ha diseñado las portadas de las demás entregas.

El ojo de la tormenta es la cuarta entrega de la saga Crónicas del Fin, las tres primeras partes fueron reseñadas en este blog cuando salieron también, por lo que podéis echarlas un vistazo si no sabéis de lo que hablo.

“Si cierras los ojos, el dolor hace que la oscuridad se vuelva blanca”

En esta serie nos encontramos con que el mundo que conocemos ha cambiado. Los monstruos lo han invadido todo, la suciedad, la podredumbre y el terror gobiernan en todos lados y todos se ven obligados a luchar para sobrevivir.

En esta saga Gale despierta dentro de La Mordisco, la nave comandada por Décima y en la que viaja junto a Adra, la joven que lo ha resucitado dos veces, Angie, un chico-araña que lo acompaña desde que logró escapar de la prisión en la que estaba encerrado, Wiston, el perro de Adra y que lo adora y Bianca y Sato, los dos tripulantes de la nave. Todos juntos se dirigen a Absalón buscando encontrar respuesta a la pregunta de quién es Gale y por qué tanta gente lo busca y lo quiere muerto.

Ya casi nos estamos acercando al final de la serie, solo queda una última entrega en la que todo será desvelado. Y yo me muero de ganas por saber cómo termina. Al igual que con las otras entregas, la acción es muy rápida, sucede todo en un abrir y cerrar de ojos y la lectura es sorprendentemente fácil, se lee enseguida. O a lo mejor solo es mi ansia por saber el final, pero vamos, que en dos ratitos que te pongas, las novelas han volado.

“Matar es más sencillo que dar la vida”

En esta ocasión nos encontramos dos escenarios, la Mordisco y Arca, un lugar de paz y tranquilidad que no da buena espina desde el principio. Me gustaría poder deciros lo que pasa en esa suerte de respiro, pero la acción se corta en el momento más tenso. Esto no es una crítica, ni mucho menos, bueno, sí, porque hasta dentro de unos meses no sale la siguiente entrega y yo quiero saber qué es lo que pasa, pero supongo que lo que consiguen con esto es hacer que nos mordamos las uñas y que sigamos leyendo. Y eso es lo que quiero hacer.

La verdad es que es la primera serie de libros por entregas que leo y la experiencia no podía ser mejor, te crea un hype increíble porque la historia no solo es fascinante, sino que los personajes son perfectos y el lenguaje…en serio, solo Gabriella y José Antonio podían describir tantos horrores de una forma tan hermosa. Ya sé que esto es un oximoron, pero si lo leéis lo entenderéis todo.

Sin ninguna duda a esta cuarta entrega de Las Crónicas del Fin le doy un 5/5

¡Hola!

Letras en el aire y yo os traemos el reto de Enero, este mes toca “Citaura” y la frase es:

Un poquito de sombra y un poquito de ovarios (Carilda Oliver Labra)

citaura

Recordamos las normas:

  • Extensión máxima 30 líneas.
  • Escribir un pequeño relato que tenga que ver con la cita o bien un relato con el que ésta te haya inspirado.
  • Para recoger los relatos, tenéis que dejarnos el link en esta entrada y en la del blog de Inkties (EN AMBAS). Los que no tengáis blog podéis copiar en el comentario el texto (No olvidéis firmar con vuestro nombre o pseudónimo).

Podéis contactar con nosotras a través de los blogs o RRSS:

Twitter Ink Ties: @inkties

Facebook Ink Ties: Ink Ties

Instagram: @_inkties

Twitter Letras en el aire: @letras_enelaire

Facebook Letras en el aire: Letras en el aire

Instagram: @letras_enel_aire

 

Para ver el reto de los meses que vienen haz click AQUÍ.

Información sobre Dear diary.

Información sobre Citaura.

 

¡Ánimo a todos!

 

Relato: Velas en la noche

 

El reino estaba en guerra. En el mercado apenas había alimentos, los niños ya no jugaban, simplemente se quedaban sentados en el suelo con los ojos perdidos y el hambre dibujado en cada hueso de su cuerpo. La algarabía de los gritos de los vendedores y el cacareo de las matronas había sido sustituido por llantos y lamentos. Los templos hacía tiempo que habían sido saqueados y olvidados: ya nadie confiaba en unos dioses que parecían haberse desentendido de su destino. La desolación se había adueñado de todo y de todos.

El rey había perecido en los albores de la guerra, dejando como único heredero a un bebé de apenas tres meses de vida. La reina, quien debería haber gobernado en nombre de su hijo, delegó sus funciones en malos consejeros que lo único que hicieron fue despilfarrar el dinero del reino hasta que una noche, mientras tomaba su cena, comenzó a encontrarse mal. Apenas tres días después perecía en su cama. No hubo funerales en su honor, fue enterrada junto a su esposo, pero nadie la lloró porque nadie la apreciaba. Su hijo fue entregado a una vieja nodriza y recluido junto a ella en un cuarto en una zona olvidada del palacio.

En el campo de batalla las cosas no iban mejor. Cada día cientos de hombres caían y no podían ni enterrarlos; los altos mandos apenas mantenían su puesto unos pocos días, pero ya a nadie parecía importarle. Los enemigos podían haberlos aniquilado en poco tiempo, pero habían decidido hacerlo poco a poco, masacrarlos, destrozarlos y humillarlos.

candle-3056195_1920

Los últimos capitanes se reunieron en una aciaga noche sin luna alrededor de una vela. En susurros hablaron de la mejor manera de acabar con todo lo que estaba sucediendo, la mejor manera de morir. No podían ganar, eso lo habían sabido desde que aquella guerra comenzó, pero tampoco se podían rendir.

Aquella noche sin luna, a la luz de una vela, se decidió el destino de todo un reino.

Reseña: El Aleph

aleph

  • Título: El Aleph
  • Autor: Jorge Luis Borges
  • Género: relatos
  • Editorial: Alianza editorial
  • Número de páginas: 69

 

 

 

 

 

 

“Los dioses que lo edificaron, han muerto”

El Aleph es el nombre de uno de los libros de relatos de Borges, probablemente el argentino más elogiado de toda la historia.

Sobre esta obra, ¿qué decir? En líneas generales es una maravilla, es cierto que al ser un libro de relatos no todos tienen la misma calidad o no me han gustado de la misma manera, por eso procedo a analizarlos, no todos uno a uno, pero sí algunos destacables.

En primer lugar, “El inmortal”, relato con el que empieza, es uno de mis favoritos. Tiene algunas frases que, de verdad, son verdaderamente impactantes, pero que a mí me fascina por algo muy simple: me recuerda a algunas obras de Lovecraft (este tema no lo olvidéis, porque lo retomaré de nuevo más adelante). Es cierto que el relato del “Aleph” es el más famoso pero yo creo que esté debería ser más conocido y estudiado, porque de verdad, es una maravilla, una verdadera obra de arte.

Seguidamente, los que más me han gustado han sido “La casa de Asterion”, “Abenjacán el Bojarí, muerto en su laberinto” y “Los dos reyes y los dos laberintos”, curiosamente, los tres tienen en común un hecho interesante: se desarrollan o tienen como escenario principal, un laberinto. A Borges se le conoce por sus ideas acerca de las bibliotecas, pero los laberintos también son una constante en sus relatos y, de verdad, que me parece que estos son los que siguen en calidad al “Inmortal”.

Estos relatos son, en su gran mayoría, de corte erudito, algunos de verdad que son complejos de entender, con unos conocimientos que se me escapan, pero esa erudición, ese estilo grave, lejos de hacer de su lectura algo engorroso, la enrique de una manera increíble.

Después habría algunos relatos que podría decir que han pasado sin pena ni gloria, sí, aquí incluyo “El Aleph”, ya que su tema me parece poco original. No nos engañemos, a lo largo de toda la literatura el tema de un objeto que contiene la visión del mundo o de todos los mundos posibles está más que presente, y aunque Borges tiene un don especial, sigue sin parecerme el gran cuento que todos dicen que es.

Por último, los cuentos que me menos me han gustado han sido aquellos que tienen como el tema central al gaucho. Lo siento, pero la literatura gauchesca no me gusta, nunca me ha atraído lo más mínimo y son cuentos que se me hacen un poco pesados.

A pesar de todo, por supuesto que El Aleph es una obra que debéis leer, si tuviera que darle una puntuación, sería, sin duda, un 4,5/5.