Reseña: Vorágine

  • Título: Vorágine
  • Autor: Jelen Jones
  • Género: poesía
  • Editorial: Círculo rojo
  • Número de páginas: 247
  • Precio: 16,15 €(lo puedes comprar aquí)

photo5978767026799357051

“Tú ven a quererme esta noche como si fuera la última”

Jelen Jones, pseudónimo de Elena Durán, es la autora de Vorágine, el primer poemario (pero espero que no el último), que reseño en el blog.

De la autora podemos decir que es de Mallorca, que ha nacido entre las olas y que, como ella misma nos dice, es oceánica (lo que me parece precioso. Las explicaciones de por qué lo es no os lo voy a decir, os dejo que lo descubráis vosotros).

Antes que escritora aficionada, Jelen es madre, pero también amante de la fotografía y del arte, además de todo lo que se puede amar.

“No sé caminar con las heridas abiertas”

Vorágine es una historia compuesta de versos, la historia de Valentina, quien se sumerge en una tormenta de la que debe tratar de huir para no sucumbir a sus aguas. El concepto de la obra es lo que más me llamó la atención, una historia contada a través de poemas, aunque al final la lectura no es lo que me había esperado.

Valentina mantiene una relación tormentosa, su propia vorágine, con X. Se aman y se odian a partes iguales, o al menos eso es lo que me dan a entender los poemas. Valentina sabe que él no es bueno para ella, porque no le da no solo lo que necesita, sino lo que se merece. Pero no puede dejarle. El amor a veces es así de caprichoso.

La obra está dividida en varios apartados (“Que nos quiten lo follao”, “Al amor y su demencia”, “Oceánica”, “Vida con pasión, momento únicos”, “Amor o sucedáneo”, “Vorágines” y “Tú y yo”). Los cinco primeros están precedidos de un prólogo en prosa lírica que, en líneas generales, explica el apartado que lo continua. A mi entender, estos pequeños prólogos han sido de lo mejor del poemario.

En cuanto a los poemas…Bueno, primero decir que yo no soy de darme atracones de poesía, que tengo que leerla despacio, saborearla y analizarla, por eso he tardado bastante en leer Vorágine. Por otro lado, estoy acostumbrada a poemarios más breves, lo que ha influido también en mi demora.

Y ahora, pasaré a hablar de la poesía de Jelen, la cual creo que no ha sido para mí. De los casi cien poemas que componen la obra, pocos han sido los que me han producido un fuerte sentimiento en su totalidad, ya que la gran mayoría han pasado por mí sin dejar huella. Sin embargo, aunque pocos son los poemas marcados con postits, muchos son los versos.

Creo que Jelen es una de esas poetas de versos, una autora que con pocas palabras es capaz de transmitir mucho más que con un poema entero. Es cierto que en algunos momentos me he sentido identificada con Valentina, que sus palabras me representaban, pero había otros momentos en los que tenía que apartar el libro porque me superaba. Sin embargo, aunque como ya he dicho creo que este poemario no es para mí, creo que sí hay un público más aficionado a la poesía que lo puede disfrutar, ya que al compartir algunos versos en las redes sociales sí que he recibido comentarios de personas a las que les parecía interesante.

Por otro lado, otra cosa que también me ha parecido todo un acierto en Vorágine, es que los poemas aparecieran ilustrados con fotografías tomadas por la propia autora. La poesía me parce un arte que conjuga muy bien con los demás y me parece que estas fotos ayudaban a dar sentido a los poemas, que eran muy expresivas (en ocasiones me parece que más que el propio poemas, tengo que decir).

Por último, animar a la autora a seguir escribiendo y publicando su obra, ya que atreverse a enseñar algo tan íntimo requiere de un gran valor.

“Pensé que yo solo era del aire y del océano hasta que te conocí”

Valoración: 2.5/5