Reseña: Proyecto Ficción

“[…] y decidió quedarse unos segundos en aquella forzada posición para oler la libertad. Apestaba.”

La novela de la que os hablo hoy es especial, y no solo porque David, su autor, sea compañero, sino por todo lo que ha significado y todo lo que he sentido leyendo Proyecto Ficción.

En primer lugar, y como hago siempre que leo algo autoeditado, quiero felicitar a David por haberse atrevido a autopublicarse. Este es un mundo difícil, todos los sabemos, pero estoy segura de que el esfuerzo ha merecido la pena. También le quiero agradecer que lo hiciera, porque leer Proyecto Ficción ha sido una maravilla. Y no lo digo por sacarle los colores, lo digo como lo siento.

A lo mejor algunos pensáis que mis palabras son menos sinceras por hablar de la novela de un amigo, pero eso no es cierto, quizá mis palabras son mucho más sinceras por ese mismo hecho: a un amigo no se le puede mentir o, como diría Eleven de Stranger Things, “friends don´t lie”, así que os aseguro que todo lo que digo aquí es 100% real, es todo lo que pienso, sin tapujos.

“Cero prescribe”

Una extraña niebla rodea la ciudad de Nehers, una ciudad organizada y basada en el terror ciudadano. Allí todos están sometidos a un férreo control militar. El jefe supremo es Cero, al que nadie conoce, y que ejerce su poder mediante los Ancianos y los Censores, hombres y mujeres ¿mejorados? genéticamente a los que todos temen. Ben, un joven artista, abandona su casa tras una discusión con su padre, dispuesto a salir de Nehers, a ver el mundo exterior, algo que, sin embargo, parece ser un imposible.

Hablar de Proyecto Ficción es algo complejo. No es una novela típica, ni mucho menos, con dos historias que se entremezclan y una narrativa peculiar, una vez que atraviesas la niebla, ya no puedes salir.

Me ha costado leer Proyecto Ficción, lo reconozco, porque es una novela compleja. No lo digo de manera negativa, sino como algo positivo. Los mecanismos internos, lo que hace que esta máquina funcione, son complicados, son como una maraña de hilos que debemos ir desenroscando para al final obtener un ovillo perfecto. La labor de David como narrador me parece sublime, para qué engañarnos, un trabajo complicado y delicado a partes igual. En una novela como esta nada puede quedar al azar, cada mínimo detalle tiene que estar perfectamente estudiado y debe integrarse en la narración.

Revisando las notas que fui tomando mientras lo leía, anoté que la atmósfera de la historia es opresiva, es agobiante y, no obstante, te obliga a seguir leyendo, no te deja parar. Hay momento de verdadera angustia, en los que sentía que se me olvidaba respirar; según leía iba sintiendo lo mismo que los protagonistas, veía los colores tal y como ellos lo percibían, sentía el frío, mucho frío, y olía el hedor que desprende Nehers. La sinestesia era total.

Por otro lado, me parece que David ha sabido coger un tópico de la vida: el del poder de la palabra, y darle una vuelta de tuerca. Y esto me parece la verdadera revolución de Proyecto Ficción, no su compleja sintaxis, no sus personajes bien tramados, sino que todo gira en torno a la palabra escrita, en la importancia de saber leer, en el poder de las letras.

Proyecto ficción es una novela dentro de una novela. Es la historia de cómo se escribe la Historia. Una locura, lo sé. Por eso digo que no es una historia fácil, que tienes que tomarlo con calma, leerlo con un café y con ganas de pensar.

Los personajes con complejos, todos tienen un mundo interior increíble y creo que cada uno de ellos daría para otra novela. Ben, el que parece ser el principal protagonista, me parece un personaje odioso. No sé si David pretendía que fuera así, pero yo no puedo aguantarle. Me parece que es un niño un poco mimado a pesar de que su vida ha sido dura, de que no entiende lo qué está pasando y que necesita. Con esto no digo que sea un personaje mal construido, ni mucho menos, pero sí es un personaje que no me resulta simpático, al igual que Blanca.

Blanca es una joven perteneciente a la alta sociedad neheriana, pero con un ansia revolucionaria bastante interesante. Ella se dedica a estudiar la historia de su país, parece una gran patriota a la que todos quieren, aunque bajo su cara de niña buena mantiene una actitud muy distinta, ya que en el desván de su casa cobija al narrador de esta historia, un hombre misterioso que escribe todo lo que sucede realmente en Nehers y, sin embargo, no me logra ser simpática.

Creo que los únicos personajes a los que he logrado coger cariño han sido al narrador, quizá por su misticismo, a Nécora, un gatete adorable que aparece por ahí y Khran. Verna me ha resultado bastante interesante, la verdad, pero no he terminado de empatizar con ella, aunque esto, lo mismo que me pasa con Blanca, puede deberse a mi natural aversión a los personajes femeninos, con los que nunca termino de identificarme.

Por otro lado, creo que la novela tiene algunos giros argumentales muy pero que muy interesantes que hacen que la tensión se mantenga hasta el final, algo que últimamente apenas encuentro en las novelas, que son todas más que predecibles.

“Piensa que el miedo es bueno, Ben. Nos hace sentir que tenemos algo por lo que luchar, que nuestra vida es algo todavía valioso, algo real.”

Por último, quiero hablaros de las ilustraciones. Sabéis que si las portadas o las ilustraciones que acompañan a los libros me interesan os lo suelo decir, y en este caso no es menos. La ilustradora es Gemma, compañera también de A Libreria. Un libro con ilustraciones, si estás son pertinentes, claro, me parece que gana mucho, y este es el caso de Proyecto Ficción. No quiero decir que sin las ilustraciones el libro no mereciese la pena, porque el contenido sería exactamente el mismo, pero creo que encontrar dibujos intercalados en la lectura ayudan a comprender a los personajes, a los paisajes.

Y, sin más, termino aquí la reseña. Espero que os animéis a leerla, porque es una de esas novelas que no puedo evitar recomendaros encarecidamente, creo que os sorprenderá y que os emocionará a partes iguales. Si la leéis, espero vuestros comentarios

Valoración: 4/5

¡Hasta la próxima!

Anuncios

2 comentarios en “Reseña: Proyecto Ficción

  1. Muchísimas gracias, María. Como ya te dije, estoy muy contento de que a una gran lectora de fantasía como tú le haya gustado Proyecto ficción. Y, por supuesto, gracias mil por esta reseña, creo que has captado la esencia de la novela a la perfección. Entiendo también tus sentimientos por los personajes 🙂 un abrazo, compañera.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Proyecto ficción – David Pierre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s