#RetoAgosto Día 14. Tren de domingo. (Por Mariana Pospisil)

¿Alguna vez has querido ir de viaje?

¿Alguna vez has querido dar la vuelta al mundo?

¿Alguna vez lo has hecho?

Pues Laura lo ha hecho. ¿Que quién es Laura? Pues ahora mismo lo averiguaremos.

En un pequeño pueblo, en las afueras de Valladolid, vive una niña llamada Laura. Ella está obsesionada con viajar, no piensa en otra cosa desde los seis años, que se fue con su familia a Egipto, le fascinaban tantas pirámides y el cambio que había entre un pequeño pueblo, y un enorme desierto.

Por desgracia, sus padres odian viajar, en las vacaciones a Egipto, decidieron no ir, así que Laura tuvo que estar con sus tíos y sus primos. Laura no para de pedirles a sus padres irse de vacaciones a Canadá, Italia, Estados Unidos y a muchos sitios más, pero no le hacen caso. Un día, mientras se dirigía a la parada del bus escolar, encontró que en vez de un autobús, había un tren. No había raíles, solo una carretera. Laura se frotó los ojos, asombrada, y al abrirlos vio el tren, ahí parado, no había nadie en la acera ni en la carretera. De repente, un maquinista salió de él:

-¿Subes o no, niña?

-No lo sé, ¿este tren lleva a la escuela? -Dijo Laura sin dar crédito a lo que oía.

-Jajaja. Este tren lleva a donde quieres que te lleve. Entonces, ¿montas o no?

-Bueno… si es así, vale, me montaré.

Laura se montó en el tren y observó que era rojo y dorado, parecía uno de esos trenes antiguos, de hecho, se había fijado en la parte exterior y sí que era una locomotora, a Laura le parecía precioso. Se sentó en uno de los asientos y miró por la ventana. Veía como se alejaban tanto que el pueblo se convertía en un pequeño puntito. Laura estaba disfrutando del viaje cuando, de repente,se dio cuenta de que no iban al colegio, que se estaban alejando del pueblo ¿sería aquello un secuestro? Laura se estaba poniendo de los nervios.

-¡Maquinista!

-¿Qué sucede?

-¡A donde me lleva!-Gritaba Laura desesperada.

-Ya te lo dije, a donde quieres ir. – El maquinista le soltó una enorme sonrisa.

-Pero yo quiero ir a la escuela, si no voy, mis padres me matarán. Y encima es viernes, se van a creer que he hecho pellas porque el fin de semana está al caer y pensarán que me dan igual los estudios.

-No te preocupes, Laura. Cuando terminemos el viaje, y tu regreses a casa, podrás observar que nadie te habrá echado de menos.

-¿Como es eso posible? -Laura se estaba calmando.

-Veras… este tren te llevará a tus lugares más deseados, cumplirá tus sueños más maravillosos y, cuando termine, te llevará al momento exacto donde te recogimos. Así, nadie se dará cuenta de que te fuiste.

-Y… ¿a donde vamos ahora?

El maquinista la volvió a sonreír.

-Pues ahora tenemos que ir a Canadá.

-¡Eso es genial! ¿A qué esperamos?¡Qué ilusión!

Fue un viaje corto, no tardaron ni media hora en llegar. Allí visitaron reservas naturales, comieron helado, observaron animales que Laura nunca había visto antes y muchas cosas más.

Nunca nadie había visto a Laura tan feliz. Cuando se volvieron a meter en el tren, Laura se dio cuenta de que nadie se fijaba en el tren.

-¿Por qué nadie se fija en nosotros? Yo me daría cuenta de que hay un tren mágico en medio  de la carretera. -Laura empezó a reírse, el maquinista la devolvió la sonrisa.

-Porque, como has dicho, este tren es mágico. Nadie salvo nosotros dos puede verlo. Y  cuando salimos de él, la gente tiene la sensación de que salimos de algún supermercado o de alguna casa o algo por el estilo.

Laura miraba por la ventana del tren todos los hermosos paisajes que pasaban a toda velocidad. Pensaba en lo feliz y en lo afortunada que era al poder cumplir su sueño, pero a la vez sentía tristeza. Sabía que jamás podría volver a hacer un viaje como aquel, sus padres nunca la dejarían. Ante este pensamiento, Laura se sentía pequeña y débil, era su peor pesadilla, de repente, una lágrima rozó su mejilla sonrosada.

-¡No volveré a viajar nunca! No podré. -Se dijo para sus adentros.

El maquinista fue para consolarla:

-Si te sirve de consuelo, antes casi me tropiezo.

-¿Cómo se supone que me tiene que consolar eso?

-No se, pensé que te haría reír. Y… ¿por qué llora mi cliente?

-Porque este día es fantástico, pero temo no volver a hacerlo jamás.

-¡Qué tontería! Pues claro que no vas a  volver a hacer este viaje.

-¡No me consuela!Ya se que no lo voy a repetir, pero al menos podrías tener un poco        de compasión.

-Lo que quiero decir, es que este viaje en tren es único y mágico, pero tus sueños son      ilimitados. No dejes que nadie te diga que no puedes cumplirlos.

-Gracias, eso sí que me consuela.

-Menos mal, porque estamos apunto de llegar a nuestra próxima parada. ¡Italia!

Laura se limpió las lágrimas y la ilusión pudo con el miedo y la tristeza. Canadá, Italia, Estados Unidos, Australia… recorrieron el mundo entero. Fueron de país en país, de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, hasta que, un domingo por la mañana, llegó el momento de su última parada.

-Nunca te olvidaré, maquinista misterioso.- Dijo Laura con emoción.

-Yo tampoco te olvidaré, Laura. No olvides lo que te dije el otro día.

-¿Como que el otro día?

-Es domingo. Cómo pasa el tiempo ¿verdad?

-Entonces, es el tren de domingo, nunca sabes cuando va a parar.- Ambos empezaron      a reír.

El tren se movía.

-Creo que es hora de irse. – Dijo el maquinista.

Ya lejos, el maquinista gritó:

-Yo soy el alma del tren.

Laura comprendió entonces que el maquinista era en realidad el alma del tren, por eso no hacía falta controlarlo, y se movía solo. Laura estaba despidiéndose de él, cuando delante de ella apareció el autobús escolar. Ya se acordaba, era viernes, y tenía que ir al colegio. El conductor abrió la puerta del autobús, pero Laura se fijó en que el autobús era flotante.

-¿Subes o no,niña?

-Si, pero solo si hacemos algo mágico por el camino.

-Entonces, este es tu autobús.

Laura se montó en el bus. Preparada para vivir nuevas aventuras.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s