Crítica literaria: “Cincuenta Sombras de Grey”

Como por todos es ya conocido, la saga de la autora E. L. James está triunfando entre la literatura adolescente y no tan adolescente y esto me llevó a preguntarme el por qué. ¿Eran libros que realmente merecían la pena por su novedad temática y su caché literario o de nuevo la sociedad había sido víctima de un mero movimiento de masas? Desde luego, si era lo segundo, casi de inmediato habría rechazado leerlos, pero una vez más necesitaba comprobarlo por mí misma.

Comencé a leerlo y numerosos hechos se me antojaban demasiado parecidos a otro fenómeno de masas de la autora Stephenie Meyer. Los personajes de E. L. James tenían rasgos de los protagonistas y personajes secundarios de la saga “Crepúsculo”: Christian Grey emulaba un muy atractivo joven rechazado y acogido en un amplio y cálido seno familiar; era cuantiosamente rico pero perturbado y maniático en ciertos aspectos que se enamora de la torpe, dulce e inocente Anastasia por alguna razón que hasta ella misma desconoce. Jose es sin duda un Jacob frustrado que compite por el amor de la chica que está perdidamente enamorada del protagonista; Mia suplanta a la joven y risueña Alice obsesionada por la moda; y el peligroso clan que acosa a Edward y a Bella en su respectiva saga, en cincuenta sombras se trata de una destrozada y celosa exsumisa.cincuenta-sombras-de-grey-9788425348839

La similitud tan evidente empezaba a acosarme a cada página que leía y, tras informarme un poco más, descubrí que se trataba de una reciente e innovadora forma de literatura llamada Fanfic. El Fanfic o Fanfiction se trata de escribir una historia propia a raíz de los personajes y sucesos de una obra ya escrita. El Fanfic se efectúa generalmente por fans y se lleva a cabo como un deseo de continuación de una obra ya terminada o imaginar lo que pasaría con la historia si hubiesen sucedido otros hechos.

Al enterarme de aquello, la obra de E. L. James perdió inmediatamente credibilidad y me pregunté si esta autora merecía el reconocimiento que se le estaba dando. A nivel literario, el libro deja sin duda mucho que desear y los hechos siguen un guion que ni si quiera ha estructurado ella. Siempre es más fácil escribir en paralelo que enfrentarse a un papel en blanco exprimiendo toda la creatividad.

El libro, pese a estar lejos de hacer reflexionar al lector, cumple el fin para el que creo que fue creado: entretener. La trama avanza rápido y los sucesos mantienen alerta al lector; sin obviar que el tema del sexo depravado es por sí un imán para todos aquellos que, con o sin pareja, necesitan escapar de su propia rutina y dejar aflorar esa chispa de perversión que, en mayor o menor medida, tenemos todos.

Es recomendable si deseas una lectura ligera con un fin únicamente lúdico, pero si eres una persona con un gusto literario exigente, desde mi perspectiva, esta trilogía está lejos de ser para ti.

(MoniqueAllanPoe)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s