Y, como se suele decir, año nuevo, vida nueva.

El 2013 acaba de empezar y, que mejor forma de celebrarlo, que actualizando el blog con una pequeña reflexión acerca de los años. Los años vividos, los que quedan por vivir.

Un año son 365 días ( o 366 si es bisiesto-no es el caso-). 365 días para aprender algo, para disfrutar, para reír y llorar, para conocer gente, olvidar nombres y perdonar caras. Tenemos muchos días, pero eso no significa que debamos desaprovecharlos. Viva cada dí como si fuera el último, así el día supremo no te pillará de sorpresa, si no que te pillará listo, contento por haber vivido al máximo.

Disfruta de cada bocanada de aire fresco, de cada sueño, cumplido o no, de cada parpadeo. Disfruta de cada caricia, de cada suspiro, de cada beso. Disfruta sin preocuparte de qué pasará después, cada segundo es el pasado, el presente, el futuro.

El futuro es esa cosa que llega cada vez que respiras y que se va cada vez que parpadeas, es algo efímero, fugaz como una estrella, el futuro es tuyo, eres actor, director y guionista. A la vez eres protagonista, antagonista y secundario. Graba tu película, y ayuda a que los demás graben la suya, se espectador cuando tengas que serlo, pero no te quedes siempre de brazos cruzados, o 365 días (o 366 si es bisiesto) se harán eterno.

 

MK!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s